El sector turístico maresmense despunta en el mes de agosto con 1,4 millones de pernoctaciones

Jueves 16 Septiembre 2021

El sector turístico maresmense despunta en el mes de agosto con 1,4 millones de pernoctaciones

El turismo extranjero sube hasta el 30,5% por la llegada de viajeros franceses, aunque continúa predominando el cliente catalán.

El turismo no ha parado de crecer en el Maresme desde que empezó el verano. El mes de junio se cerró con 400.000 pernoctaciones, en julio se duplicaron, llegando a las 800.000, y este mes de agosto se han llegado a registrar 1,4 millones de pernoctaciones, la cifra más elevada desde que estalló la pandemia, según los datos recogidos por la plataforma Tourism Data System.

Más de 300.000 turistas han confiado en el Maresme para pasar sus vacaciones, consiguiendo que la tasa de ocupación por plazas en oferta tanto de los hoteles como de los cámpines se haya situado en el 75%. Esto ha hecho que los propietarios de estos dos tipos de establecimientos turísticos valoren positivamente las cifras de este mes de agosto y, en general, la marcha de su negocio después de unos tiempos inciertos a causa de la pandemia del COVID-19, que ha afectado al turismo por las restricciones de movilidad.

En cuanto al perfil de los turistas, continúa imponiéndose el viajero de proximidad. El español ha sido el principal mercado emisor: ha aportado el 69,5% de los clientes. De estos, el 83,2% han venido de otras zonas de Catalunya, lo que demuestra que la comarca es un punto neurálgico dentro del territorio catalán.

Es remarcable el incremento del turismo extranjero, que ha subido hasta el 30,5%, la mitad de ellos (16,3%) eran franceses. Han supuesto 350.000 pernoctaciones en hoteles y 60.000 en cámpines. Estos datos demuestran que se empieza a recuperar la confianza del viajero internacional.

La tasa de ocupación del turismo rural ha sido más baja, del 50%, y prácticamente la totalidad de sus clientes han sido nacionales.

El mes de agosto ha resultado ser una gran inyección económica y de motivación para el sector turístico, que ha superado ampliamente las expectativas. Todos los agentes implicados han trabajado duro para ofrecer los mejores servicios posibles adaptados a las medidas sanitarias que se dictaban en cada momento, una tarea que ha dado sus frutos. Los viajeros que han elegido el Maresme saben que es sinónimo de seguridad, tranquilidad y confianza.

Comparte