Aprobado el nuevo Decreto de turismo de Cataluña

Jueves 6 Agosto 2020

Aprobado el nuevo Decreto de turismo de Cataluña

​El Decreto simplifica, actualiza e integra en un solo reglamento toda la normativa turística vigente hasta ahora.

El Gobierno de la Generalitat ha aprobado el nuevo Decreto de reglamento de turismo de Cataluña que regula nuevos productos turísticos, define las modalidades, actualiza los requisitos de clasificación y las características de los alojamientos turísticos, para favorecer la competitividad y adecuar la realidad jurídica a la demanda y a la actividad. Por otra parte, también define la disciplina administrativa y el modelo de relación entre los diferentes actores turísticos.

El nuevo Decreto simplifica, actualiza e integra en un solo cuerpo normativo las diferentes normativas vigentes hasta hoy en el ámbito del turismo. De esta manera se aporta claridad, coherencia y una mejor interpretación, y por tanto, una mayor seguridad jurídica. También establece que los establecimientos turísticos no requieren de ninguna habilitación de la Administración de la Generalitat de Cataluña competente en materia de turismo.

Alojamientos singulares y hogares compartidos, entre las principales novedades

El sector turístico es un ámbito especialmente dinámico y en constante evolución. La creación de nuevas fórmulas de alojamiento, el desarrollo de nuevos sistemas de comercialización y distribución y el fenómeno que ha supuesto la economía digital, requerían de regulación.

En este sentido, con el nuevo Decreto, se crea la figura de los alojamientos singulares. Se trata de alojamientos que no encajan bajo ninguna de las modalidades vigentes de alojamiento turístico. Son ejemplos las cabañas en los árboles, las barracas de piedra seca entre viñedos, las cuevas, etc. El Decreto establece que deberán ubicarse fuera de vehículos, aeronaves o embarcaciones, así como de edificios convencionales, construcciones prefabricadas, elementos modulares o similares; y podrán tener una capacidad máxima de seis plazas.
 
Por otra parte, también se crea la figura del hogar compartido, alojamiento turístico que es la vivienda principal de su titular y que éste comparte como servicio de alojamiento con terceras personas, en concreto con un máximo de cuatro usuarios para estancias de duración igual o inferior a 31 días. El titular debe residir y compartir la vivienda con los turistas mientras dura la estancia. Se establece el plazo de un año para que los ayuntamientos puedan asumir esta tipología de alojamiento turístico.

En cuanto a la vivienda de uso turístico, con el nuevo Decreto establece que no podrá ser ocupado con más plazas que las indicadas en la cédula y, su capacidad máxima no podrá exceder de 15 plazas. Los titulares de un establecimiento de uso turístico deberán entregar las normas de convivencia, y requerir el abandono inmediato a aquellos clientes que atenten contra la convivencia.

En el caso de los establecimientos de turismo rural y alojamientos al aire libre también hay cambios respecto la regulación anterior. La antigüedad de las edificaciones para los establecimientos de turismo rural pasa a ser anterior a 1957. En cuanto a los alojamientos rurales, pasan a tener una capacidad máximo de 20 personas y podrán ejercer otras actividades en la misma finca.

El nuevo decreto también presenta novedades en los alojamientos al aire libre: establece una nueva regulación para las áreas de acogida de las autocaravanas en tránsito. El tiempo máximo de estancia es de 48 horas. También se pasa a identificar las categorías de los campings de 2 a 5 estrellas.

Mecanismos para prever el fraude y evitar la comercialización ilegal

La nueva regulación también establece la definición y la responsabilidad de los intermediarios de alojamiento turístico de acuerdo con su régimen jurídico. También especifica que los operadores, prestadores de servicios de la sociedad de la información, están sometidos al régimen jurídico del Decreto, tanto los situados en Catalunya como los de fuera, cuando realicen intermediación en alojamientos situados en Cataluña.

El objetivo es prever el fraude y evitar la comercialización de alojamiento turístico ilegal. Por otra parte, con el nuevo Decreto se refuerza el principio de que la economía digital relacionada con la actividad turística tiene la obligación de respetar la legalidad turística vigente.
 
Otro aspecto que trata el nuevo Decreto es la disciplina administrativa turística. En este sentido, se mejora sus instrumentos, ya que por ejemplo, prevé el auxilio de los cuerpos de seguridad para el desarrollo de las funciones inspectoras y amplía los deberes de las personas inspeccionadas.

Por otra parte, da seguridad jurídica a las administraciones locales para imponer todo tipo de sanciones previstas en la Ley de Turismo. La nueva regulación también excluye de la disciplina turística las garantías de los derechos de los consumidores y usuarios, y suprime la regulación de obligaciones en las reservas de alojamientos para ser una cuestión propia de los consumidores.

El nuevo reglamento incorpora también la regulación de los Fondos para el Fomento del Turismo. Entre otros aspectos, especifica que los entes locales en cuyo territorio se haya alcanzado o superado el umbral de los 300.000 euros de recaudación en concepto de Impuesto, deben destinar un mínimo del 60% a proyectos de actuaciones de promoción turística; y los que no hayan llegado a este importe deben destinar un mínimo del 75% a este fin. Finalmente, amplía la composición de la Comisión del Fondo para el Fomento de Turismo de 15 a 20 miembros.
 
Más información en: https://bit.ly/33y6qyD
Fuente: Generalitat de Catalunya

Comparte