Modernismo

Modernismo

Conoce virtualmente el patrimonio del Maresme con Google Street View!

Casa Coll i Regàs (Mataró)

El 12 de mayo de 1897 se pidió permiso al Ayuntamiento de Mataró para renovar totalmente las casas número 55 y 57 de la calle de Argentona. El planeamiento de la reforma seguía la tradición de las casas de la burguesía urbana de Mataró y, en esta línea, es la única casa construida en la ciudad en época modernista. La fachada de la calle, de ritmo neogótico, incorporó la socolada, el portal, la gran tribuna de la planta piso, y todos los ventanales con piedra de Montjuïc, esculpida por Eusebi Arnau (Barcelona 1964-34), amigo y colaborador constante de Puig i Cadafalch. "La rueca", que corona y completa el portal de entrada, es hoy símbolo de la ciudad. La fachada se terminó con esgrafiados y aplacados de baldosas decoradas, que resaltan sobre todo en el gran frontón sobre la tribuna. Un alero a la catalana culmina el edificio. Las rejas de los ventanales de la planta baja -posiblemente obradas en los talleres de Manuel Ballarín, colaborador habitual de Puig y Cadafalch, en Barcelona- incorporan piezas características de la maquinaria del género de punto. Puig y Cadafalch era muy consciente de que construía una casa para un fabricante textil y, por este motivo, introduce en esgrafiados, cristales emplomados y azulejos la imagen de una flor que, es de suponer, es la flor del algodón, y la rueda dentada propia de la maquinaria textil. Actualmente es propiedad de la Fundación Iluro de Mataró.

 

Fuente: poblesdecatalunya.cat

Casa Museo Lluís Domèneh i Muntaner (Canet de Mar)

Situada en la confluencia de los arroyos Buscarons y Gavarra. La casa se adapta a la planta del terreno y forma un trapecio irregular. Del siglo XVIII, fue reformada entre los años 1918 y 1920 por Montaner, su hijo Pedro y su yerno, Francisco Guardia y ejecutada por el maestro de obras canetense José Cabruja. La fachada principal está situada justo en el chaflán y se caracteriza por su tribuna de arcos lobulados y un cabecero de tímpano liso, enmarcado con ladrillos. También es de ladrillo visto, con detalles cerámicos provenientes de la fábrica Pujol i Bausis, todo el piso superior, coronado con una destacada cornisa moldurada. En las fachadas laterales hay ajimeces de tradición gótica, en una, y balcones con barandilla de piedra a la otra. Actualmente acoge el Museo Montaner.
 

Fuente: poblesdecatalunya.cat

Cementerio de Sinera (Arenys de Mar)

Alto de un cerro frente al mar, el cementerio de Arenys fue glosado por el poeta Salvador Espriu (que lo bautizó como Cementerio de Sinera, invirtiendo las letras del nombre de la ciudad). Constituye un conjunto de arte funerario de gran interés artístico, con sepulcros y panteones de época modernista proyectados y esculpidos por algunos de los mejores arquitectos y escultores de la época, durante las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del siglo XX, como Josep Llimona o Venanci Vallmitjana, entre otros.

En este cerro había habido una torre de vigilancia, junto a la que se construyó una ermita, dedicada a la Virgen de la Piedad. El año 1816 se inició la construcción del cementerio -que supuso la destrucción de la torre y la ermita- y se amplió en 1894, época en la que se construyó la actual capilla, alrededor de la que los sepulcros y panteones más notables.

 

Fuente: poblesdecatalunya.cat

El Rengle (Mataró)

Edificio estrecho y alargado situado en medio de la plaza Grande. Fue proyectado por Emili Cabanyes e inaugurado en 1892. Poco después Puig y Cadafalch incorporar la cubierta semicilíndrica, revestida de ladrillo visto y cerámica blanca y azul, con elementos de forja.

Fuente: poblesdecatalunya.cat

Nau Gaudí (Mataró)

En 1883, un joven Antoni Gaudí diseñó, para la Cooperativa Obrera de Mataró, una sencilla nave industrial en la que ya se intuía su genialidad como arquitecto. Con el paso de los años la obra sufrió algunas alteraciones. En 2008 el Ayuntamiento procedió a su cuidadosa restauración, dirigida por Manuel Brullet, y ahora se puede contemplar tal como fue proyectada. La nave es un espacio diáfano, sin y columnas, con las paredes de ladrillo y una cubierta de tejas cerámicas sostenida por medio de arcos parabòl·lics de madera. En la nueva plaza que se ha abierto a su alrededor se puede contemplar la vieja chimenea y una curiosa construcción cilíndrica donde se ubicaban los aseos.
 

Fuente: poblesdecatalunya.cat

0
Comparte